Wara junto a sus hermanos, Aldeas Infantiles SOS
Inspiradores – 28 noviembre 2018

¡Juntos por siempre!

…Ese día, Wara no supo qué hacer, al no estar sus padres a su lado “¿Quién se haría cargo de mis hermanitos?” pensó.

Cuando Wara tenía 10 años, su papá falleció a causa de apendicitis, su mamá se sumergió en la tristeza porque su compañero de vida había partido. Desde entonces, se dedicó a ayudar a su mamá en el comercio informal, sus hermanos mayores, siendo jóvenes, poco a poco fueron formando su familia y dejando su hogar.

Solo quedaron su mamá, Wara y sus dos hermanos pequeños, juntos trabajaron por salir adelante, pero el destino quiso reunir a sus padres... A sus 15 años, Wara y sus hermanitos quedaron en orfandad total, su mamá falleció por problemas de salud.

Ese día, Wara no supo qué hacer, al no estar sus padres a su lado ¿Quién se haría cargo de sus hermanitos?, pensó.  Las primeras semanas de luto, una de sus hermanas mayores los llevó consigo, mientras sus tíos se ponían de acuerdo de cómo ayudarlos. La primera respuesta fue separarlos ya que no podía hacerse cargo todos ellos.

Cuando Wara supo que esto ocurriría, su corazón se quebrantó, no quería separarse de sus hermanos menores, a quienes cuidó desde pequeña. “Ellos eran pequeños y no querían ir con mis hermanos o tíos, solo querían quedarse conmigo”, afirma. Fue entonces que propuso hacerse cargo de ellos, viviendo en la casa que sus papás le habían dejado, un par de habitaciones que ella transformó en su nuevo hogar. “Al principio fue difícil, con el tiempo me di cuenta que mis hermanitos se habían convertido en mi única familia”, recuerda.

Ya han pasado siete años desde que Wara se hace cargo de sus hermanos. Hace dos años, fue contactada por Aldeas Infantiles SOS en la ciudad de Oruro, “Cuando me visitaron, me dijeron que podrían ayudarme, porque como hermana mayor me estaba haciendo cargo de mis hermanitos, no lo dude y les abrí mis puertas”.

Aquel peso que Wara cargaba se fue alivianando, la ilusión de continuar sus estudios renació y la alegría de seguir juntos a sus hermanos se fortaleció más. Actualmente, ella tiene 21 años, terminó la Carrera de Enfermería y ahora está en busca de un trabajo, continúa viviendo con sus hermanos ¡no los separaron, siguen juntos!