Conoce a Sandra: mantener la unidad familiar unida

Sandra Ayllon Aldeas Infantiles SOS Bolivia

Sandra Ayllon, de dieciséis años, es de la ciudad de Cuenca en la provincia de Azuay en el sur de Ecuador. Fue llevada a una institución de cuidado alternativo a la edad de cuatro años y se quedó en varias instituciones estatales hasta hace dos años cuando se fue a vivir con una familia SOS. Su madre tiene una discapacidad física y fue clasificada como no apta para mantener la custodia de Sandra y su hermano menor, que fue adoptado por una familia en otro país.

La historia de Sandra no es la única. Su experiencia le ha dado el impulso para evitar que otras personas como ella se separen de sus familias biológicas y para evitar la necesidad de un cuidado alternativo.

"Me hubiera gustado que el gobierno me consultara y me preguntara si quería separarme de mi familia o, lo que es más importante, si quería reunirme con ellos", dijo Sandra.

"Quería que se hiciera algo para evitar que me separaran de mi madre, porque no es su culpa que tenga una discapacidad, lo que significa que no puede ocuparse de mí", agregó.

Dando a cada niño una voz

Sandra es parte de un grupo de niños llamado "Red de comunicadores infantiles" que contribuyó a redactar una nota sobre el cuidado alternativo y una estrategia para presionar al estado a fin de que adopte políticas que brinden apoyo a las familias para cumplir con sus responsabilidades con el niño. Esto incluye el derecho del niño a tener una relación con ambos padres.

La red fue creada por Aldeas Infantiles SOS como un foro para que los jóvenes compartan sus historias y las utilicen para salvaguardar a los niños mediante el fortalecimiento de las familias y el desarrollo de las capacidades de los profesionales de cuidado infantil.

Sandra representa a otras personas que enfrentan situaciones similares a través de sus esfuerzos para que el gobierno de Ecuador evite la separación familiar innecesaria. Ella compartió su historia y sus recomendaciones para el gobierno de Ecuador en un evento organizado por el Comité de los Derechos del Niño (CRC) en Ginebra, en febrero de 2017.

El Comité tiene como objetivo promover los derechos humanos para todos y hablar con objetividad en el frente a las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo.

"Para nosotros, esta fue una gran oportunidad para garantizar la participación de los niños y darles a los jóvenes una voz para abogar y hablar por los mejores intereses de los niños. Con esta experiencia y estas recomendaciones, podemos comenzar a involucrar a toda la sociedad a favor de los derechos infantiles que han perdido la atención familiar. Podemos mejorar las políticas públicas y los sistemas de protección infantil ", dijo Veronica Legarda, coordinadora de Incidencia Nacional para Aldeas Infantiles SOS, Ecuador.

Realizando los derechos de los niños en Ecuador

Las aportaciones de Sandra se debatieron en la última sesión del CRC, que concluyó el 29 de septiembre.

En respuesta a sus propuestas para salvaguardar los derechos de los niños, los miembros del comité pidieron al gobierno de Ecuador que adopte estrategias para promover la atención familiar de los niños. También instaron al estado a tomar medidas para proporcionar suficientes asignaciones presupuestarias a los padres de crianza en todo el país y para implementar una estrategia para la desinstitucionalización de los niños.

"Los niños y jóvenes aportan perspectivas vitales, únicas y perspicaces para ayudarnos a hacer las recomendaciones necesarias a los estados y valoramos mucho sus contribuciones", dijo Benyam Mezmur, miembro del CRC de Etiopía.

Aldeas Infantiles SOS aspira a aprender de experiencias como la de Sandra para ampliar sus asociaciones con los gobiernos, alentar a los estados a reducir las prácticas institucionales y mejorar la atención alternativa.

Comparte en: